Historia del Diseño Gráfico.

La comunicación gráfica forma parte de nuestra historia. Aún así, resulta difícil establecer una fecha concreta para definir la historia del diseño gráfico tal y como lo conocemos hoy día. Por lo tanto, haremos un breve recorrido por algunas de sus influencias.

Podemos establecer un punto de partida a finales del siglo XIX. En esta fecha la cultura Occidental se enfrenta a numerosos cambios debido a la Revolución Industrial y el desarrollo tecnológico. En este momento la producción en masa de las industrias hace que el producto artesano pierda valor. Es entonces cuando aparece en UK la figura William Morris, que crea el movimiento ‘Arts and crafts’. Intentaba devolverle el valor a lo artesano. Esta tendencia pronto pasó al resto de Europa. Se considera que su influencia fue importante en todos los ámbitos del diseño.

A finales del S. XIX y principios del S. XX, nace el Modernismo: movimiento artístico que intenta fusionar arte y vida, y que rompe con el Historicismo, el Realismo y el Impresionismo. Sus autores trabajan varias disciplinas. Destacan, entre otros, Alfons Mucha, Charles Rennie Mackintosh y Peter Behrens.

A principios del S. XX, marcado por la I G.M, un alumno de Behrens fundó en Weimar la Escuela Bauhaus. Se trataba de una importante escuela que combinaba Diseño, Arte y Arquitectura. Influidos por el Constructivismo, estudiaban la forma, el color, los materiales, la composición, el espacio… Se intentó aportar valor estético al producto industrial. Destacaron profesores como Kandinsky, Paul Klee, Herbert Bayer o Moholy Nagy.

Al mismo tiempo que en Alemania se desarrollaba La Bauhaus, en Francia y otros países se empezó a sustituir el Modernismo. Surge el Art Decó. Destacan entonces los trazos más simples y rectilíneos, en armonía con la estética plana.

Un antes y un después.

En el Fauvismo predomina el empleo del color, que es evidente en revistas, libros y pósters de la época. Destacan entonces los “Mosqueteros del Cartel”. Estos son Cassandre, Loupot, Carlu y Colin.

Es aquí donde surge un antes y un después en la historia del diseño gráfico. Empieza a tomar importancia en torno a los carteles de época, especialmente de guerra. Durante los periodos de guerra muchos diseñadores encaminan su trabajo a motivar a la población para apoyar a su país.

Los “Mosqueteros del Cartel” lideraron una generación de grafistas, renovadores del lenguaje publicitario en una etapa de tránsito que dejaba atrás al pintor cartelista ocasional. Daban paso a uno que buscaba soluciones nuevas en materia de comunicación visual. Rechazaban una retórica que había quedado obsoleta. Trataban de llegar al público de manera sintética sin ser realmente vanguardistas.

Con la Primera Guerra Mundial, y sobre todo tras la Revolución Rusa, nace el “cartel político o de propaganda”, motivado por la necesidad de los gobiernos de movilizar y manipular a las masas.

El cartel bélico en la I G.M imitó las características de la publicidad de la época. Había carteles de tres tipos: los que animaban al reclutamiento, los que solicitaban recursos económicos y los que presentaban al bando opuesto como enemigos. Los carteles buscan destacar los valores de la nación y de la propia guerra, o por el contrario, desprestigiar al enemigo. Las ideas se presentan de una forma muy visual y comprensible para una mayoría analfabeta.

La aportación más importante en este terreno se debe a los rusos y a su empleo de las bases gráficas del Constructivismo. Como resultado surgían carteles que mediante imágenes y bloques sólidos de color servían para animar a la revolución.

Los carteles de guerra.

La propaganda de la II G.M siguió las líneas de la primera. Destaca la importancia de la unidad nacional, la gloria del propio país, las atrocidades del bando contrario y la necesidad del sacrificio por un bien común. En esta guerra los carteles evolucionan: huyen de la estética publicitaria: las figuras son más genéricas, y muchos tienen un aspecto más tétrico.

Tras esta guerra surgen dos grandes escuelas de Diseño: En EEUU la ‘Escuela de Nueva York, y en Suiza la llamada ‘Estilo Internacional’. El nuevo diseño gráfico surgido en Suiza llegará a ser el predominante hasta los años 70 y una referencia imprescindible actualmente.

Por último, durante el periodo de la Guerra Fría, los artistas polacos buscan en sus carteles una identidad propia. Su estilo tiende al Surrealismo y tienen una preferencia clara por el collage. Buscan promocionar eventos culturales cuyos clientes son las propias instituciones. Esta libertad de acción les permite crear obras que son de gran influencia más tarde en Europa.

En Francia, el diseño tiene un gran componente político y de protesta, y su mensaje pretende hacer reflexionar a la población.

En Inglaterra, el ansia de libertad se manifiesta en la estética Punk que rompe con los elementos del diseño creando un lenguaje en parte Dadaísta, donde destaca el collage y el uso de colores estridentes.

Por consiguiente, podemos afirmar que la historia del diseño gráfico no es ‘poca cosa’. Son muchas las influencias que han ido modificándolo con el paso del tiempo hasta llegar a lo que conocemos hoy día.

 

CRIAFAMA - Branding | Diseño Gráfico | Diseño Web - AGENCIA CREATIVA especializada en Branding, Diseño Gráfico, Diseño Web, Marketing Digital y SEO - CC Luz Shopping Ronda Aurora Boreal (Sinergium) 11408 Jerez de la Frontera - (+34) 678 504 708 - info@criafama.es - https://criafama.es

¡Únete a CRIAFAMA!

Gracias a nuestra lista de correo podrás recibir las últimas noticias y novedades de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente. ¡Bienvenid@!